Cristales que descubren en Kalahari cambia la perspectiva de cómo eran los Homo Sapiens

El descubrimiento arqueológico de 22 cristales de calcita en el desierto de Kalahari al sur de África, hace reconsiderar a los expertos acerca de cómo los Homo Sapiens podrían ser en sus orígenes, según un artículo de Nature.

Hace aproximadamente 105.000 años, un grupo de cristales de calcita lisos, rectangulares y blancos, fueron llevados al refugio rocoso de Ga-Mohana Hill North Rock, el investigador del Departamento de Antropología, Benjamin Collins, de la Universidad de Manitoba en Canadá, explicó que no existe una razón geológica para que los cristales llegaran a esa ubicación, por lo que consideran que fueron movidos hacia allá por los habitantes de la Tierra de ese entonces.

Asimismo, como los especialistas no le atribuyen un uso de supervivencia al transporte de los cristales a esa zona, opinan que puede tratar de una conducta cultural, que a su vez, está relacionado a un pensamiento complejo, por lo que cambiaría la perspectiva de la historia de la evolución humana.

Una de las teorías con relación al uso cultural que nuestros antepasados le pudieron dar a los cristales, es el uso espiritual. Collins comentó que el periodo de cuándo los humanos comenzaron a utilizar la cultura como una herramienta de adaptación, nunca se ha precisado en la historia de la evolución, por lo que este descubrimiento ayudaría a comprender los cambios culturales a través del tiempo.

De igual forma, en la investigación, Collins inspeccionó huesos de animales en la zona, y demostraron que, los Homo Sapiens, utilizaron herramientas para cortarlos y extraerles la médula, además de hallar huevos de avestruz que, en esa zona, es extraño que haya y no saben para qué pudieron usarlas, sospechan que fueron utilizadas de contenedores, sin embargo, no están seguros.

Los investigadores consideran un privilegio poder contribuir al estudio y a la historia que pueda ayudar a comprender mejor la evolución del ser humano.