Corresponsal de la BBC debe abandonar China por su seguridad

Luego de ser corresponsal en China por nueve años, el periodista de la BBC, John Sudworth, ha tenido que irse a Taiwán por temer por su seguridad, y la de su familia, después de ser el responsable de denunciar los abusos a los derechos humanos que se hacen en la región de Xinjiang.

En el año 2020, Sudworth publicó informes acerca de los campos de producción de algodón en Xinjiang, lo que lo hizo ganador de un premio George Polk. Sin embargo, el gobierno chino ha realizado una serie de ruedas de prensa para desmentir la investigación y alega que en Xinjiang no hay ningún tipo de abuso sino que son centros de formación profesional.

Asimismo, Yvonne Murray, esposa de Sudworth quien es también corresponsal pero para la emisora irlandesa RTE, igualmente abandonó el país junto a su pareja, informó el Club de Corresponsales Extranjeros de China.

La organización añadió que Sudworth había estado recibiendo amenazas durante meses por parte del gobierno chino, como videos de él grabados por la policía de China y publicados en medios del estado asiático.

Sudworth declaró que tanto la BBC como él han recibido ataques de propaganda en su contra dirigidos por el Partido Comunista.

De igual forma, la BBC comentó a través de un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter, que las autoridades de China no querían que el mundo supiera las verdades del trabajo de investigación realizado por su corresponsal.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, opinó que la posible demanda que los residentes de Xinjiang planean hacer en contra de la BBC, es una acción privada que no tiene relación con el gobierno chino. Además, el funcionario desconoce las amenazas que Sudworth y la BBC han comentado que han recibido, y recalcó que Sudworth debería ser “valiente” y enfrentar la demanda si él considera que su informe es verídico.